Elecciones 2.0

Estamos en pleno curso electoral y se nota. Empiezan a perfilarse las posturas de todos los partidos políticos. CDN se acerca al PPN, PSN hace el juego a UPN, UPN hace guiños a derecha e izquierda, los abertzales continúan con su estrategia para entrar en las instituciones y NABAI no necesita enemigos porque le crecen los enanos independientes en su seno.

Un año interesante que cada formación política afrontará a su manera. Invertirán, con más o menos acierto, sus dineros en publicidad estática por las calles, cuñas en las radios, spots televisivos, páginas en los diarios. Intentarán llevar acabo la publicity en su máxima expresión. Todo con tal de conseguir robar un puñado de votos a sus rivales.

Los votantes indecisos van a tener la llave de Navarra en las próximas elecciones. NABAI a virado hacia la izquierda más abertzale. Las ikurriñas decorarán sus mítines, no como en 2007, cuando las escondían en pro de la bandera foral. Defenderán el euskera, el autogobierno y la cercanía al País Vasco e Iparralde. Además de escudar el terrorismo, porque si no se condenan acciones de kale borroka o de terrorismo puro y duro, se entra en un juego peligroso. Creo que lo pagarán en las urnas.

CDN se va a agarrar a un clavo hirviendo con tal de entrar en el Gobierno. Su matrimonio con UPN está caduco y ahora sólo les queda ligar con el PP. Es la gran incógnita. En Navarra somos muy navarros, y UPN suena a gente de casa y el PP huele a Madrid. En cualquier caso, habrá que escuchar al pueblo.

PSN y UPN pueden continuar con la relación de amor-odio que sí que da cierta estabilidad, pero que despista a más de uno. Van a jugar al gato y al ratón hasta el último momento.

Hay quien tiene decidido su voto se presente quien se presente. Uno es fiel a unas siglas, lucha por su partido, acude a los mítines, etc. La gente joven se interesa por la política, pero a su manera. Se valen de titulares de prensa, de anécdotas, de actos concretos. Lo que ven en la televisión o a primera vista en el periódico. Eso sí, los jóvenes pasan horas y horas navegando en la red.

Ahí está el filón este curso político, saber manejar las redes sociales y los blogs. Facebook y Twitter rezuman de jóvenes ansiosos de información y de comunicación. Por eso funciona tan bien Twitter: su inmediatez, su comunicación directa y personal, su entramado social. Acercar la política al ciudadano.

Lo han entendido en el PSN, Roberto Jiménez se pasa horas en Twitter dando su opinión, contestando a los ciudadanos incluso debatiendo con otros líderes políticos. Pero me consta que, quien más va a apostar por la comunicación 2.0 de cara a las próximas elecciones, es el PPN. Santiago Cervera es un amante del Twitter y el tipo de comunicación y relación que consigue con los medios y los ciudadanos. Una herramienta de comunicación potente que ha sabido asimilar.

No es cuestión de adelantar nada, pero el peso de su campaña electoral estará en Internet. Un acierto desde mi punto de vista, aunque no es momento de descuidar la publicidad convencional. Todavía es pronto para apostar íntegramente por la política 2.0, dentro de cuatro años será otra historia, pero me alegra que algunos hayan dado con la tecla y hayan acertado con el camino a seguir. Va a ser un curso más que interesante y bonito…

Anuncios