Congreso de Periodismo Digital

Va a ser un traslado provisional. Desde esta noche y hasta el viernes me voy a centrar en la cobertura del “X Congreso Nacional de Periodismo Digital” que se va a celebrar en Huesca los días doce y trece de este mes. No te lo puedes perder, toda la información está en Periodismodigitalytal. ¡Descúbrenos!

Anuncios

PAPEL DE FUMAR

Normal que el sector del papel esté en crisis. No hay más que ver la de periódicos que se venden. Cada vez menos. Hasta la prensa gratuita se está viendo abocada a abandonar el sector por falta de viabilidad, porque la gente no lee.

No son poco los periódicos que se están viendo obligados a recortar personal o incluso a cerrar porque sus ventas han caído en demasía y con ellas su publicidad. Y si un producto no es rentable, sea cual fuere su cualidad, su única salida es echar la llave al candado.

Y si cierran periódicos gratuitos, qué decir de los de pago. Se ven obligados a buscar nuevas alternativas, hacerse a la sociedad cambiante para llevar sus contenidos hasta ellos, mal que bien, pero con la mayor comodidad posible.

Evidentemente, no hay periódico que no tenga su versión online. Suman, y cada vez más, lectores en la red, pero van restando sus ventas. ¿Dónde queda el prestigio que a uno le daban leer un periódico impreso? Ahora se buscan todas las noticias posible y todos los tratamientos habidos y por haber. Ahora no vale con leer un periódico que derrocha tinta sobre papel.

No es cuestión de comprar el diario más afín, si no que el reconocimiento, por parte de la profesión periodística, de la inexistencia de la objetividad, inclina a los ciudadanos de bien y a los lectores habituales, a contrastar sus opiniones, ya no sólo a través de las versiones papel de los periódicos, sino a través de la radio y la televisión y, por su puesto, a través de Internet.

Con un ratón posees el todo y la nada. Es como la obra de arte “blanco sobre blanco”. Uno no ve más que lo que quiere ver. Así, de manera rápida y sencilla puedes consultar los distintos puntos de vista aplicados a una sola noticia, y sin pagar nada de nada. No es de extrañar que se piense en los ereader como los `aparatos´ del futuro.

En un mini objeto puede uno tener hasta 500 libros, y puede bajarse vía wifi todos los periódicos que desee. Con esas facilidades, ¿no va a entrar el soporte actual en una severa crisis? Ahora sólo falta preguntarse si el gasto del papel es asumible por las empresas de comunicación. Si el empaque y le prestigio que les otorga la edición impresa les compensa las pérdidas económicas que se desprenden de la crisis publicitaria y del propio papel. Porque aunque muchos lo desconozcan, las ochenta páginas que suma un diario, no se sufragan con un euro, y estamos hablando sólo del soporte. Sumemos ahora, por ejemplo, los profesionales encargados de dar letras a la realidad.

En cualquier caso, hay que apostar por los periódicos como información de calidad, como obligación para todo buen ciudadano que quiere saber qué ocurre en su mundo, que quiere estar enchufado en su día a día, que quiere conocer otras opiniones y la valoración que los medios hacen de la noticia, que no se conforma con lo que le cuentan los medios audiovisuales.

Porque a este paso, lo único que se va a vender en papel es el de fumar.