Cábalas navarrómetras

Bienvenidos al espectáculo de las cábalas políticas forales. Hoy se ha dado a conocer el Navarrómetro, que ha arrojado los siguientes resultados: UPN 17-18 parlamentarios; PSN y NABAI 12-13; PP 5; IU 2; CDN desaparece del mapa político.

Empiezan las especulaciones. La izquierda tiene en sus manos el cambio. PSN-NABAI-IU tendrían mayoría y podrían gobernar Navarra y mandar a UPN a la oposición. Claro que UPN y PSN podrían reeditar sus acuerdos de gobierno y dar continuidad al ejecutivo, quizá con presencia socialista en alguna consejería. A CDN no le queda más que dejarse querer por el PP y llegar a un acuerdopreelectoral.

Santiago Cervera, líder del PPN, ya ha saltado a la palestra pidiendo que las distintas formaciones políticas dejen claro con quién estarían dispuestos a pactar para llegar al gobierno. Maniobra clara, porque a priori, lo lógico sería que la derecha se juntara para hacer frente a la izquierda, lo que supondría un gobierno UPN-PP-CDN. Pero no va a pasar.

No va a pasar porque UPN va a esperar hasta que el pueblo hable el 22 de mayo y poder sacar sus cartas de mano. Va a ser la fuerza más votada, pero aquí los escaños comienzan a cobrar gran valor. Creo que sale bien posicionado PSN. La crisis y los pasos en falso del ejecutivo Zapatero parecía que les iban a castigar, pero el buen hacer comunicativo, la reciprocidad y ese “arrimar el hombro” con el que tanto insisten, perece que puede dar sus frutos.

Las maniobras parecen claras. Después de aprobar los presupuestos comenzará la guerra para debilitar a UPN. Roberto Jiménez, más que nunca, puede ser la bisagra o incluso la llave del gobierno. Si entre PSN y PP consiguen debilitar a Yolanda Barcina y su partido, ganarán fuerza de cara a una futura negociación.

Está claro que UPN se va a agarrar a los volantes de los Phaeton hasta el último momento, y les va a dar igual con quién gobernar. Claro que, PSN tiene un talón de Aquiles llamado NABAI. Después del esperpéntico ridículo de hace cuatro años cuando Ferraz dijo no a los nacionalistas, si ahora entraran a pactar sonaría a sorna. La opción que tienen los socialistas pasa por UPN. Es la más clara.

Como ya publicamos en este blog, parece que el trueque Moscoso-Barcina es claro. Como diría Santiago Cervera, UPSN gobernaría Navarra y Moscoso tendría el bastón de alcalde.

Vaivenes políticos por delante hasta el próximo 22 de mayo. Y todo esto sin tener en cuenta la posible irrupción de la izquierda abertzale. Está claro que van a ser unos meses más que entretenidos. Mi apuesta, a 12 de noviembre es que Yolanda Barcina presidirá Navarra con el apoyo de PSN y Moscoso gobernará Pamplona con el apoyo de UPN. Hagan sus apuestas.

Anuncios