Miguel Sanz a la carrera

Miguel Sanz, presidente del Gobierno foral, ha comparecido hoy en comisión parlamentaria para explicar la ejecución del Circuito de Velocidad de Navarra. Nada nuevo. Se ha limitado a leer el informe de la Cámara de Comptos, cosa que ya hizo el propio presidente de la Cámara, el consejero de Economía Álvaro Miranda y, hoy, durante dos horas, han hablado de lo mismo.

Pero, como siempre, Miguel Sanz nos ha dejado una joya. Ha dicho: “a mí no me gusta la velocidad”. Conforme acababa la frase mi mente ha viajado hasta mayo de 2007, cuando fardó de haber cubierto el trayecto Pamplona – Allo en 20 minutos, a una media de 150 kilómetros por hora, sin que le parara la policía. Y para quienes no lo acaben de recordar, les dejo el audio.

Miguel Sanz: “La Autovía me ha permitido venir de Pamplona a Allo en 20 minutos, y no nos ha parado la policía”

El circuito de Los Arcos, en sí mismo, no es rentable aunque reactiva económicamente la zona. En Logroño se están frotando las manos, porque no han puesto ni un céntimo y se aprovechan de su repercusión incluso más que la Comunidad foral. Quizá Sanz pueda reactivar su Phantom en la pista. Como dato le diré que cada vuelta al mismo le cuesta una media de 80 euros. Pero si es con el vehículo oficial lo pagamos los contribuyentes, así que no se preocupe, que sale a 0,0001 céntimo por navarro.