Sabah Al Ahmad al Sabah

El emir de Kuwait, Sabah Al Ahmad al Sabah ha montado una reunión de amiguetes, como quien queda para tomar un par de galimbas en el bar de siempre con sus camaradas. Sólo que en esta ocasión, entre otros asistentes, estará Don Juan Carlos I, Rey de España.

Un viaje privado que les llevará, entre otras actividades, además de gymkanas al estilo scout, a ver la última carrera de la Fórmula 1 donde Fernando Alonso puede proclamarse campeón del mundo. El Rey podrá decirle en persona, mientras le aprieta la mano como si no hubiera un mañana, su célebre sentencia: “me llena de orgullo y satisfacción darte la enhorabuena de parte de todos los españoles”.

Un viaje criticado desde algunos sectores, aunque nada hay que reprochar si es un viaje privado, es muy libre mientras no nos cueste un céntimo a las arcas nacionales. Además, para una vez que se pone a trabajar sin preocuparse, haciendo sus funciones de relaciones públicas, dejadlo tranquilo, nada malo puede hacer.

El rotativo “Público” se ha hecho eco del periplo monárquico con un singular titular: “Los amigos del Golfo”. Libre interpretación. A estas horas estamos en disposición de confirmar que la edición de “Público” de mañana no está secuestrada.

Anuncios