Y SI FUERON ELLOS…

Hoy es un buen día. Los informativos de mediodía daban la noticia: dos etarras “completamente opeativos” detenidos en el sur de Francia. Dónde, cómo o quién les haya detenido, poco importa. Dos energúmenos más que descansan en estos momentos en algún calabozo y que tardarán tiempo en ver a sus seres queridos.

Uno antes leía estas noticias con una sonrisa en la cara pero poco más. Sin embargo, desde el pasado jueves 30 de octubre uno se entera de la detención y piensa… ¿y si fueron ellos? Estos dos terroristas, a quienes podemos ver la cara en todos los informativos y mañana en la prensa escrita, pudieron estar hace poco en la Universidad de Navarra, y no estudiando precisamente. Estaban planeando robar un coche, quizá como el Peugeot blanco que explotó en el campus navarro. Miro detenidamente sus fotografías y no puedo más que creerme superior: primero por tener la vida como valor principal; segundo porque creo en la palabra como camino para todo fin; tercero porque no pudieron regocijarse con una posible matanza en la Universidad de Navarra; cuarto porque les han detenido… Y así podría seguir dando razones horas y horas. Que descansen entre rejas y reflexionen.