Debate periodístico

El último decálogo de Miguel Ángel Jimeno me ha hecho reflexionar:

1. Creo en el periodismo
2. Creo en los periodistas
3. Creo en las noticias en los diarios
4. Creo en los diarios de papel
5. Creo en los diarios digitales
6. Creo que la convergencia es un error
7. Creo que el diario tan barato es un error
8. Creo que el digital gratuito es un error
9. Creo que las promociones son un error
10. Creo que las redes no son el futuro del periodismo

En los primeros cinco puntos imagino que la mayoría de los profesionales de la comunicación estamos de acuerdo. La discordia llega en las últimas cinco reflexiones.

¿La convergencia es un error?

Entre lo idílico y la realidad siempre hay un margen, en ocasiones mayor que el deseado. Sería perfecto poder tener mucho tiempo para investigar, contrastar, pulsar todas las opiniones entorno a una noticia, complementar, analizar y corregir cuatro veces el texto. Pero no es lo habitual. El caso de la convergencia puede ser parecido. Quizá lo idílico serían redacciones absolutamente convergentes.

O quizá no. Algunos medios ya han apostado por ello y, la verdad, no parece que sea la panacea porque de haber sido así todos hubieran emprendido las inversiones necesarias para transformar sus redacciones, y se vería en la convergencia el futuro y la salida a muchos problemas de los grandes medios de comunicación.

Mi opinión es que la convergencia resulta inviable y, a pesar de ser la situación ideal, por problemas de tiempo, espacio y dinero, tanto en su constitución como en la ejecución, me parece algo alejado de la realidad. Aunque sobre el asunto, mucho mejor leer y escuchar a los expertos, como Ramón Salaverría.

¿El periódico es barato?

Creo que tiene su precio y que, si el lector debiera pagar lo que realmente cuesta, nadie compraría prensa. Los diarios deben, irremediablemente, dar un giro a sus contenidos. Cada vez parece más claro y está asumido por todos que los periódicos deben sustentarse en el análisis de los acontecimientos, en aportar algo más a la información, en conseguir la profundidad que la inmediatez, a menudo, no permite conseguir. Partiendo de esta base, ahora el periódico tiene un precio aceptado por la sociedad y una subida relevante iría ligada a una pérdida de lectores evidente y a la sazón de anunciantes. Ahora bien, un buen periódico de análisis, con apuestas propias, reportajes, mirada a los acontecimientos futuros, bien desarrollado, con un buen diseño y buenas firmas, debería tener un precio acorde.

¿El digital gratuito es un error?

Creo que no. En Internet la gente cada vez está menos dispuesta a pagar. Son tantas las páginas que ofrecen información que si tienes que rascarte el bolsillo es porque te ofrecen algo único y que merece la pena pagar por ello. La información, de dominio público, no puede ser cobrada por una simple razón. Bastaría con que un blogger se diera de alta y ofreciera en su blog esa misma información, reelaborada, que no copiada, para que cualquier persona pudiera disfrutarla gratuitamente.

¿Las promociones son un error?

Creo que sí, aunque es un campo no periodístico y que merece un análisis de marketing y publicidad, además de un análisis puramente económico.

¿Las redes son el futuro del periodismo?

Si y no. Está claro que Internet y las redes sociales son una herramienta más e indispensable para el periodista. Pueden constituir una fuente de información más, además de una buena herramienta para acercarse a los lectores. Pero en ningún caso debe ser la única herramienta periodística. La profesión sigue siendo de calle, como en sus inicios, y no podemos formar periodistas comodones de ordenador y teléfono. Hay que ir a la noticia, a los protagonistas, no esperar a que vengan al periodista.

Algunas reflexiones sobre el futuro del Periodismo. No hay una tecla mágica, por eso hay debate. ¿Qué opinas?

#periodistas20NAV

jus jus ;o) RT @jurtasun el #periodismo navarro ha salido de ... on Twitpic Me encanta darme cuenta que hay decenas de periodistas con los que comparto inquietudes. Gente dispuesta a trabajar con un objetivo común: la vocación periodística. Quizá en Navarra somos un gremio que adolece de prestigio, que no acaban de ser referencia social y que, principalmente, carecen de cierta visibilidad. Al fin y al cabo, se trata de comunicar.

La iniciativa #periodistas20NAV nace de dos cabezas inquietas, “el contenedor@Rafa_aguilera y el “ilustra blogs@FernandoUrra. Y unos cuantos compañeros nos hemos enrolado en la aventura. Lo único que se pretende es emplear las nuevas herramientas que están a nuestro servicio para conseguir cierto cooperativismo, para colaborar los unos con los otros, para aprender de los demás, para compartir artículos, experiencias, contenidos, métodos…

La mayoría son profesionales con una dilatada trayectoria, a un servidor @FernandoUrra lo ha bautizado como “Baby Berraondo”, aunque estoy seguro que en las próximas fechas muchos recién licenciados que ya están en la rueda de los medios se subirán a esta iniciativa.

Ya tenemos primera jornada de trabajo, el viernes 19 de noviembre. Arrancamos aprendiendo un poco más de las entrañas de la red, con la herramienta Delicious como una de las primeras tareas a interiorizar.

El calificativo 2.0 no debería ligarse ya a la profesión de periodista como algo a destacar. En los tiempos que corren un periodista es, y debe ser, absolutamente 2.0. Para ello no hace falta que mantenga tres blogs y tenga cuentas en twitter, facebook, tuenti, delicious,y un sin fin de redes sociales, simplemente todo periodista debe usar las herramientas de la red para mejorar su trabajo. Quede claro que no hablamos del nuevo periodista-google, que es capaz de generar contenidos con una conexión a Internet y con un teléfono. El Periodismo sigue siendo de calle.

La iniciativa promete. Ya ha comenzado a rodar y no se puede parar. Sabemos cómo hemos empezado, no tenemos ni idea de cómo puede acabar. A partir de ahora ver el hashtag #periodistas20NAV va a ser habitual en las redes sociales. ¿Te vienes?

F1 Rubalcaba Team

El movimiento de Rubalcaba ha sido propio de un jugador profesional, frío y calculador de ajedrez. Un movimiento ganador. Voy a pasar de puntillas por el nombramiento del resto de ministros. Ahora mismo estar en el ejecutivo de ZP es una patata caliente, un reto que no todo el mundo está capacitado para afrontar.

Dicen que ha sido el propio José Luis Rodríguez Zapatero quien ha decidido los cambios de gobierno. Pongo esta afirmación en cuarentena, porque detrás de todo cambio de este calibre debe haber un consenso de partido. Y así parece que ha sido. Los nuevos cargos los ocupan personas que pueden ser “quemadas” por la sociedad, que pueden desaparecer de la noche a la mañana del aparato socialista y no pasar absolutamente nada.

Parece que, de las pocas personas bien valoradas por los ciudadanos, está Rubalcaba. Y he dicho que la maniobra debe ser fruto del consenso, porque la posición que adquiere ahora el primer vicepresidente, a pocas décimas de la pole position, hace sospechar.

La batalla, de aquí a las elecciones generales, que van a tener que lidiar los socialistas tiene dos pilares: crisis y terrorismo. En el primero, poco o nada pueden hacer. Hasta ahora han demostrado una gestión nefasta y con consecuencias de la crisis. Es uno de los pilares porque, por fortuna, la crisis tiene una envergadura mundial, y puede que España se aproveche del rebufo del resto de Europa para salir de la situación actual. Pan y circo, dice el dicho popular.

Circo lo tenemos a diario, lo que falta es el pan, y si de aquí a las elecciones las circunstancias hacen que los españoles vuelvan a gozar de cierto bienestar económico, el desgaste de una mala oposición llevada acabo por Rajoy y sus secuaces, puede que vuelva a poner en bandeja el gobierno. Aunque a día de hoy se antoja complicado. Y en caso de que España esté reflotando el rumbo y Zapatero pierda las elecciones, se habrá acabado un ciclo en el PSOE y comenzará otro completamente nuevo y en el que no ha de quedar ni un solo resquicio de ZP.

El otro pilar es más que importante: terrorismo. Rubalcaba, desde el Ministerio de Interior, ha encabeza y lo va a seguir haciendo, la lucha contra ETA. La desaparición definitiva de la banda sin contraprestaciones políticas puede empujar al hoy ministro hacia la poltrona del gobierno. Mejoraría su imagen consiguiendo algo histórico, el fin de la lacra terrorista. Y la maniobra socialista es clara. Dar carpetazo a la era ZP  e inaugurar la era Rubalcaba, que pueda “pelear” de tú a tú en las urnas con Rajoy y que dé la sensación de frescura, novedad, trabajo y éxito.

Queda mucho para las elecciones, y antes tenemos la reválida de las municipales y regionales, las elecciones vascas y un sinfín de vaivenes políticos hasta el día que debamos decidir el nuevo gobierno en las urnas. Y aunque ahora cierren filas los socialistas entorno a su líder, Zapatero, poco a poco se irán dilucidando los caminos y colocando a cada uno en su sitio. Y Rubalcaba puede adelantar en la primera curva, o seguir la estrategia de equipo e intentar ganar tiempo en boxes. Tiempo al tiempo…

Los sapeurs de UPN

Los sapeurs son hombres congoleños con un estilo de vida muy concreto. Negros emigrantes en Europa, principalmente en Francia, que al volver a su aldea mantienen la costumbre de ir de punta en blanco, como si de un rico se tratara. Se acicalan, se ponen sus mejores galas, sus zapatos y salen a las calles (por llamarlas de alguna manera, porque no son más que tierra y barro) y son admirados y aplaudidos por sus asombrados vecinos. Muchos de ellos pasan incluso más penurias que el resto de habitantes de la aldea, pero no puede faltarles un buen traje y sus complementos, que responden a todo un código complejo de conducta fundamentado en los colores de los atuendos.

En la sede de UPN, como si de un poblado congoleño se tratara, no se dejan de ver sapeurs. Todos van bien vestidos y tienen como objetivo recibir las palmadas de sus conciudadanos, y los medios que emplean no les importan.

Esta misma tarde han decidido que no van a apoyar los presupuestos de Zapatero, claro que tampoco le van a dar la espalda. Simplemente, el diputado regionalista, Carlos Salvador, se va a abstener. Han escogido la salida fácil y han aclarado su estrategia de gato y ratón.

Con esta decisión no hacen más que ponerse del lado del PSN, que viene exigiéndoles responsabilidad y reciprocidad desde hace meses, en una clara maniobra amenazante y vinculante. Pero también se han puesto del lado de PPN y CDN, porque no le podrán acusar de haber respaldado al ejecutivo que está hundiendo España, ni de todo lo contrario.

Esta vez, merced a los acuerdos de PSOE con PNV (si me pongo a hablar sobre el asunto abro otro blog) y con Coalición Canaria, el voto navarro no tenía más que una simbólica importancia. Lo ha dicho Samuel Caro esta mañana, “con UPN o sin ellos vamos a tener presupuestos”. En cualquier caso, la decisión no me ha sorprendido y, no me cabe duda de que cuenta con el visto bueno del equipo de Roberto Jiménez. Quizá sea la manera menos mala de salir del paso con los presupuestos de 2011. Aunque, con estas decisiones, siguen haciéndole el juego a UPN.

No es difícil de entender, es año electoral y en Navarra nos vamos a divertir, y mucho. UPN hace de gato persiguiendo a los socialistas, y de ratón, dejándose perseguir por todos menos por los nacionalistas, faltaría más. Hoy me doy un beso, mañana le pongo la zancadilla. Y así será hasta que el 22 de mayo, cuando los navarros hablen en las urnas. A excepción de la más que posible declaración de intenciones PPN-CDN, los demás no moverán ficha hasta el día después. Pero me queda la sensación de que UPN va a gobernar sí o sí, aunque tenga que pactar con los de rojo en vez de con los de azul. O viceversa. El caso es mantener el Phanton oficial.

La isla del aeropuerto

Suena a broma llamar internacional al aeropuerto de Noáin, pero lo es. Al menos lo ha sido, con viajes diarios a Lisboa. La terminal 1, la única con la que cuenta, se encuentra completamente aislada para los turistas de a pie. Tan solo cogiendo un taxi y rascándote el bolsillo es posible llegar al centro de Pamplona, un trayecto que en ningún caso baja de los 10 euros. ¿Villavesas? Nada de nada.

Alguien tuvo una buena idea, de nuevo mal ejecutada. Instalar la línea 21 que una el aeropuerto con la ciudad. El problema, que no hay tanto tráfico aéreo en la capital navarra como para que sea rentable una línea que muere en el aeropuerto y que su único atractivo es para aquellos ciudadanos que les viene mejor bajarse en El Corte Inglés en vez de en Príncipe de Viana.

Una línea que, lógicamente, ha acabado por morir. El aeropuerto debe estar comunicado de la mejor manera posible, pero quizá se pueda desviar la 16, la línea que llega a Beriáin y Noáin. No sé si todas, con la misma frecuencia, pero sí al menos una cada hora. Es sólo un ejemplo de eficiencia para aprovechar todos los recursos que ya tenemos. Pero el aeropuerto no puede quedarse aislado.

Aunque sólo haya tres vuelos diarios, si queremos que se nos tome en serio debemos dar todas las facilidades que estén en nuestras manos a los turistas. Y se sabe perfectamente a qué hora despegan y aterrizan los aviones, y se puede trazar un plan de frecuencia.

Por cierto, también se va a suprimir la línea que unía la urbanización de Ardoi, prácticamente deshabitada a día de hoy, con Zizur. Alguien se ha adelantado unos meses en unir un centro urbano con una urbanización en construcción, en su fase final, pero en construcción.

Un abrazo

A veces las palabras sobran. Esta es una foto de un nene filipino que convive junto a otros mil niños en un colegio a las afueras de Manila. La foto ha sido sacada por María Sorribes, periodista que está desarrollando un bonito trabajo en Filipinas. En cuanto haga públicos los blogs que está preparando os los pondré por aquí para que podáis leer sus historias de primera mano. La verdad es que a este nene apetece darle todos los besos y abrazos que, seguramente, le hayan faltado en sus pocos años de vida… Os seguiré contando más cosas del proyecto.

Cultura VIP

¿Cómo gestionar una buena idea de la peor manera posible? Para dar una clase bajo este título bien podría ponerse una bata blanca el consejero de Turismo y Cultura Juan Ramón Corpas. La entrada viene a colación del programa “Sala Cámara Baluarte grupos navarros”.

100000 euros para 10 propuestas de promoción. El objetivo, que los grupos navarros cuenten con oportunidades para darse a conocer y el público pueda disfrutar de la cultura que se desarrolla en la Comunidad foral. Pero han incurrido en una sucesión de errores.

El primero de ellos es que, del presupuesto, tan sólo el 10% está destinado a pagar a los grupos. En una situación de igualdad de condiciones, que es como, con buen criterio, se han contratado a los grupos, sale a 1000 euros por actuación. ¿Dónde están los otros 90000 euros del presupuesto? No quiero decir que estos grupos deban cobran más, no lo creo, pero me hago cruces al ver cómo justifican tanta pasta con los técnicos de sonido y luces y con la promoción.

¿Dónde se ha visto que en un evento el grupo “estrella” cueste tan solo el 10% del presupuesto? Es inimaginable. No sé el precio que le cuesta a Corpas y su departamento alquilar la Sala de Cámara. Ni lo quiero saber. No sé por qué montan un concierto con un espectáculo de luces y sonido paralelo, que cuesta un dineral, restando protagonismo a los grupos.

También dirán que han invertido en publicidad. ¿Alguno de ustedes me podría decir cómo es el cartel o el spot que anunciaba este programa? No se ha visto en ningún sitio. Algo tiene que cambiar si, de media, gastamos 1000 euros en un grupo y ¡9000 euros! en todo lo que le rodea.

¡9000 euros! Es increíble. 9000 euros que se han tenido que ir entre alquiler, equipo de sonido y luces, y promoción. No lo entiendo. Aunque claro, seguro que han amortizado el gasto con la taquilla.

Sí, como suena, taquilla. En un programa de promoción de jóvenes artistas navarros, idea para quitarse el sombrero y de las que hacen falta más, en tiempos de crisis, se cobra 10 euros por persona para quien quiera disfrutar del espectáculo. Promoción de grupos jóvenes, pero alguien debería explicar al luces de turno que, el público de estos grupos es también joven, y que no se puede permitir pagar 10 euros para ver a un grupo que está empezando, emergente y con futuro, pero que, a día de hoy, no ha hecho nada. 10 euros malgastados, no porque el espectáculo no los mereciera, merece esos 10 y 100 más, si no porque estos grupos, señor Corpas, tocan varias veces al año en distintos garitos de la capital y en fiestas de una decena de pueblos navarros por 0 euros. Así que, si uno quiere verlos en acción y ahorrarse un dinero, no tiene más que esperar unos días.

Un gran error hacer pasar a la gente por taquilla. Ayer, en el concierto de Sueños Rotos, estimo que estábamos unos 120 en la sala. Si restamos las 40 invitaciones que respartieron los miembros del grupo, son 80 personas que han pagado (eso si nadie es amigo de uno de la puerta, consejero y su equipo, o si no había más invitaciones para empresas colaboradoras, departamento de Cultura, etc.). Y de esas 80 habría que restar al Consejero Corpas y sus acompañantes, nos quedamos en 75 que pasan por caja, un total de 750 euros. No está mal… está fatal.

Con 750 euros no cubres ni el 9% de los que cuesta el concierto y lo único que consigues es ver una Sala de Cámara del Baluarte desangelada, fría, con centenares de butacas vacías y con una sensación de fracaso en el ambiente. ¿Y si ahorramos ese dinero en la nula promoción que se ha realizado, abrimos las puertas y ofrecemos una oportunidad de verdad a un grupo navarro ante cientos de personas? Sí, porque no son pocos quienes no fueron a verlos por los dichoso 10 euros. A las abuelas de los integrantes del grupo no les cuesta pagar, es más, lo hacen encantadas, pero a las adolescentes que tienen 5 euros semanales de paga y que se hubieran vuelto locas por ver a Sueños Rotos sobre el escenario, les cierras las puertas.

Resultado, concierto, en apariencia, deslucido. Y digo en apariencia porque lo que pasó encima del escenario le tuvo que dar una lección a Corpas. Cuatro chavales empujados por la ilusión y la ambición que se comieron el escenario, hicieron moverse al público, escucharon aplausos, cantaron con ellos, los pusieron en pie y encima les regalaron maquetas. Qué hubiera pasado sin en vez de 120 hubiéramos estado 500. Habría sido, seguramente, un concierto ideal para el grupo y su público, una oportunidad de verdad para lucirse. Y no una pantomima del tres al cuarto que, como de costumbre, habrá servido para algún invitado a la fiesta de la consejería de Cultura para llenarse la cartera.

Me consuela saber que Sueños Rotos se fueron felices, porque sobre el escenario lo dieron todo, aprovecharon la situación para reivindicarse y seguir trabajando con ilusión. Ahora van a grabar su primer disco, y si algún día vuelven al Baluarte con entradas agotadas, la sonrisa de orgullo del consejero se debiera ver borrada por actuaciones como esta.

Insisto, la idea del programa de promoción es buenísima, la ejecución lamentable. Si me dan a mi los 100000 euros doy oportunidades de verdad y a más de 10 grupos, se lo aseguro. Porque la cultura no debe ser VIP, y menos para los jóvenes hoy en día.

Generación Ni-Ni

Los chicos de los ochenta en adelante, esos jóvenes que ahora soplan como mucho treinta velas sobre la tarta, son muchas veces la diana de las críticas sociales y políticas. Una generación, dicen, sobradamente preparada que ahora en vez de coger el toro por los cuernos llora en las colas del INEM  e imprime sus pesados currículos cargados de carreras, másteres e idiomas con más pena que gloria.

Los adolescentes y jóvenes de hoy en día han sido catalogados con la etiqueta Ni-Ni, ni estudian ni trabajan. Yo prefiero hablar de la “otra” generación Ni-NI, ni desisten ni tiran la toalla. Son decenas de miles de jóvenes que se están ganando la vida en todos los lugares del país, que viven de la ambición y el trabajo, que se ilusionan, se atreven, arriesgan y emprenden. Jóvenes que, bajo la lluvia de la crisis, intentan dibujar el futuro de España.

Ahora hablan de que no recuperaremos la normalidad hasta dentro de cinco años, y como si fuéramos un deportista lesionado, la generación mejor preparada del país aboga por arrimar el hombro e intentar acortar los plazos de recuperación para saltar de nuevo al parqué.

Es una generación que, además de animarla a seguir levantando el país, hay que mimarla. De nada sirve formarlos y posteriormente “regalarlos” a otros países. No son pocos los españoles que tienen que saltar las fronteras para poder desarrollar su labor profesional porque en España, el Gobierno, acota y pone muros.

Quizá haya que enfocar bien las subvenciones y apostar de una vez por todas por el I+D+I. Hay que controlar más las ayudas, las becas y canalizarlas para dar oportunidades a quien realmente se las merece, y no meter en un mismo saco a todos los universitarios que, por vocación, casualidad u obligación acaban en la misma aula. Oportunidades para todos sí, pero para todos los que las merezcan.

Otegui se presentó en Villava

José Luis Úriz, concejal del Partido Socialista en Navarra, se ha convertido en una verdadera patata caliente para los líderes del Paseo Sarasate. El pasado sábado era el encargado de prender la llama del cohete anunciador de las fiestas de Villava y al alimón prendió la mecha del PSN.

Le acusan de haber dedicado el txupinazo a Arnaldo Otegui, entre otras personas, en un comunicado. Y digo acusan porque dicho comunicado no aparece. Lo que está claro es que el señor Úriz se saltó a la torera las directrices de su partido. Según cuenta el propio José Luis Izco, responsable de organización del PSN, el miércoles, a sabiendas de las intenciones del edil le llamó para desautorizarle, y el jueves se enteró de que sus palabras habían caído en saco roto. Luego, primera reflexión, desde el jueves y hasta el sábado podía haber hecho algo para impedirlo o desacreditarlo. Primer error.

Úriz, que comenzó en el mundillo político de la mano del Partido Comunista y posteriormente de Izquierda Unida, logró congregar en la Casa Consistorial de Villava a Yolanda Barcina, Santiago Cervera, Pernando Barrena, vecinos de la localidad a los que poco les interesa la política en los días festivos y un grupo de radicales que se hicieron paso entre la multitud profiriendo cánticos a favor de los terroristas.

El PSN, partido democrático y garantista, inició el mismo sábado la apertura de un expediente de expulsión que le cerraría las puertas del PSOE. Pero, amigos, la decisión se tiene que tomar en Madrid. La ejecutiva federal, tras estudiar el expediente que incluirá las alegaciones de Úriz, decidirá qué hacer con el viejo rockero.

El acusado, en este caso, dice no haber hecho nada grave (¿?, no hace falta poner bombas o quemar contenedores para que sea grave, a veces las palabras duelen más) y directamente asegura que el comunicado no existe. Al parecer serían unas palabras suyas a los medios de comunicación cuando, al ser preguntado de quién se acordaba en un día tan especial como se supone es o debe ser el día que lanzas el cohete, contestó sin morderse la lengua en Arnaldo Otegui, entre otras personas. Si no existe comunicado, cambian las reglas del juego.

Antes de escuchar esta mañana al señor Izco daba por hecho la expulsión de Úriz. Después sólo me queda claro que en el PSN no lo tienen claro. No saben qué hacer con él y se van a quitar el muerto de encima, a pesar de haber intentado dar una imagen de transparencia y mostrarse implacables en su lucha contra la izquierda abertzale. En Madrid puede que pasen del tema y apaguen el incendio con los estatutos internos, o quizá les interese desviar la atención llevando la expulsión de Úriz por bandera después de hacer el guiño al entorno batasuno.

Sirva como crítica constructiva, pero Izco debiera haber tenido más atadas las explicaciones y las respuestas a las posibles preguntas y no responder con sí, pero no, con dudas y dejando la sensación entre los periodistas de no saber nada nuevo ni qué va a pasar.

Y si fuera poco, Odón Elorza, alcalde socialista de San Sebastián y nombrado también en el supuesto comunicado, ha pedido que no se le expulse a Úriz del partido. Más aire al globo.

Úriz, lógicamente, no cuenta con el respaldo de los partidos políticos que componen el Parlamento foral, a excepción de NABAI que en boca de Zabaleta ha pedido respeto para sus decisiones.

Veremos qué pasa en los próximos días. Me encantaría que Úriz convocara una rueda de prensa para dar sus explicaciones. También hay que darle voz aunque no compartamos su actuación. Esta vez se ha pasado de rosca mentando a Otegui como un hombre de paz. ¿Qué ha hecho Otegui por Villava? Eso es lo importante.

De momento creo que no merece ningún reconocimiento público por su trabajo en favor del pueblo, más bien todo lo contrario. Y para que no lo pase nadie por alto. Otegui está preso por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna.

Elecciones 2.0

Estamos en pleno curso electoral y se nota. Empiezan a perfilarse las posturas de todos los partidos políticos. CDN se acerca al PPN, PSN hace el juego a UPN, UPN hace guiños a derecha e izquierda, los abertzales continúan con su estrategia para entrar en las instituciones y NABAI no necesita enemigos porque le crecen los enanos independientes en su seno.

Un año interesante que cada formación política afrontará a su manera. Invertirán, con más o menos acierto, sus dineros en publicidad estática por las calles, cuñas en las radios, spots televisivos, páginas en los diarios. Intentarán llevar acabo la publicity en su máxima expresión. Todo con tal de conseguir robar un puñado de votos a sus rivales.

Los votantes indecisos van a tener la llave de Navarra en las próximas elecciones. NABAI a virado hacia la izquierda más abertzale. Las ikurriñas decorarán sus mítines, no como en 2007, cuando las escondían en pro de la bandera foral. Defenderán el euskera, el autogobierno y la cercanía al País Vasco e Iparralde. Además de escudar el terrorismo, porque si no se condenan acciones de kale borroka o de terrorismo puro y duro, se entra en un juego peligroso. Creo que lo pagarán en las urnas.

CDN se va a agarrar a un clavo hirviendo con tal de entrar en el Gobierno. Su matrimonio con UPN está caduco y ahora sólo les queda ligar con el PP. Es la gran incógnita. En Navarra somos muy navarros, y UPN suena a gente de casa y el PP huele a Madrid. En cualquier caso, habrá que escuchar al pueblo.

PSN y UPN pueden continuar con la relación de amor-odio que sí que da cierta estabilidad, pero que despista a más de uno. Van a jugar al gato y al ratón hasta el último momento.

Hay quien tiene decidido su voto se presente quien se presente. Uno es fiel a unas siglas, lucha por su partido, acude a los mítines, etc. La gente joven se interesa por la política, pero a su manera. Se valen de titulares de prensa, de anécdotas, de actos concretos. Lo que ven en la televisión o a primera vista en el periódico. Eso sí, los jóvenes pasan horas y horas navegando en la red.

Ahí está el filón este curso político, saber manejar las redes sociales y los blogs. Facebook y Twitter rezuman de jóvenes ansiosos de información y de comunicación. Por eso funciona tan bien Twitter: su inmediatez, su comunicación directa y personal, su entramado social. Acercar la política al ciudadano.

Lo han entendido en el PSN, Roberto Jiménez se pasa horas en Twitter dando su opinión, contestando a los ciudadanos incluso debatiendo con otros líderes políticos. Pero me consta que, quien más va a apostar por la comunicación 2.0 de cara a las próximas elecciones, es el PPN. Santiago Cervera es un amante del Twitter y el tipo de comunicación y relación que consigue con los medios y los ciudadanos. Una herramienta de comunicación potente que ha sabido asimilar.

No es cuestión de adelantar nada, pero el peso de su campaña electoral estará en Internet. Un acierto desde mi punto de vista, aunque no es momento de descuidar la publicidad convencional. Todavía es pronto para apostar íntegramente por la política 2.0, dentro de cuatro años será otra historia, pero me alegra que algunos hayan dado con la tecla y hayan acertado con el camino a seguir. Va a ser un curso más que interesante y bonito…