Bienvenido aeropuerto

La remodelación del aeropuerto de Noáin-Pamplona ha sido inaugurada por el ministro de Fomento, José Blanco. Unas instalaciones inapropiadas que han costado 44 millones de euros. Y digo inapropiadas porque a penas operan aviones. Dos son los destinos, Madrid y Barcelona, y algunos chárter puntuales en según qué fechas.

Una inauguración que ha llegado sin que la nueva torre de control esté en funcionamiento, no lo estará hasta la próxima primavera. ¿Prisas por cortar la cinta roja? El caso es que ahora pueden aterrizar aparatos de gran envergadura, hasta un Boing 737.

Bienvenido sea el aeropuerto, sobre todo porque el 98,6% lo ha sufragado el Gobierno de España. No era una obra necesaria, pero ahora contamos con una infraestructura que cuando menos abre posibilidades. No sé si de tráfico de pasajeros, llegamos un tanto tarde, vuelos baratos hay en Zaragoza, Santander y Bilbao, pero quizá sí de mercancías, aunque no sea el máximo negocio de la aviación, y aunque otros aeropuertos, como Zaragoza, tengan bases de operaciones de grandes compañías como Inditex.

Después de haberse aflojado el bolsillo no es de extrañar que hoy Miguel Sanz, el presidente de Navarra, llamara a Blanco “querido ministro” en más de una ocasión y hasta le abriera la puerta de su casa para comer. No sé qué pasará si algún día Pepiño llega en AVE a Pamplona.

Lo más importante es que ahora dejen gestionar la instalación al ejecutivo foral. Porque si ya han anunciado una disminución de las tasas aeroportuarias del 14%, si tenemos la potestad de poder beneficiar fiscalmente a las compañías, como pasa con los polígonos industriales, podremos ver despegar y aterrizar más aviones con más destinos.

No hay que olvidar que la subvención que el Gobierno daba a Spanair, desde que cesaron los vuelos de esta compañía desde Noáin, el Gobierno se la está ahorrando y puede ser una buena ayuda para ver, por ejemplo, a Ryanair en Pamplona. Aunque en ningún caso será a corto plazo, deberá pasar este verano por lo menos.

Anuncios

El pacto de no pactar

No ha habido encuentro presupuestario entre el Gobierno de UPN y el PSN. Un no acuerdo que no hay por donde cogerlo. Varios puntos de discordia: Museo de los Sanfermines, financiación de la Universidad Pública y Reforma Fiscal. La situación, a 18 de noviembre está de la siguiente manera:

1- Museo de los Sanfermines: el partido socialista quiere destinar 2´5 millones que cumplan con los acuerdos alcanzados, con “los contenidos no perecederos que ya están comprometidos”, como esta mañana ha reconocido Roberto Jiménez. ¿Un museo sin edificio, pero con contenidos ya adquiridos? Cumplir y después ralentizar las obras hasta que la situación permita acometerlas. UPN por su parte quiere destinar poco más de 4 millones, ralentizar su construcción, pero comenzar las obras ya en 2011, aunque el grueso de gasto llegaría en 2012. Es el punto de desencuentro, pero parece salvable.

2- Financiación UPNA: debate absurdo donde los haya. En el proyecto presupuestario el Gobierno le recorta 6 millones y ahora UPN presenta una enmienda de 5 millones y PSN de 5´5. Diferencia mínima. Además, ambas partes están de acuerdo con la financiación plurianual para la Universidad.

3- Reforma Fiscal: el mayor obstáculo era la exigencia socialista de gravar el ahorro hasta 6000 euros, subiendo los impuestos del 12 al 13%. UPN se ha negado y finalmente PSN no ha registrado ninguna enmienda al respecto. Un paso. De nuevo desencuentro en la base liquidable del IRPF. PSN propone aumentar la presión fiscal a quienes más tienen. Quienes ingresen más de 110000 euros, pagarían el 43% y quienes superen los 150000 euros pagarían el 44%, un punto porcentual más que hasta ahora. UPN se niega en rotundo y avisa que Navarra debe estar mejor que el régimen común y que las Haciendas Vascas. Parece que es el punto de ruptura, aunque estamos hablando de 1´5 millones de euros, de un presupuesto de más de 4000. Pecata minuta. Además, UPN propone una deflactación de la tarifa del IRPF un 1´5%, con un saldo positivo de algo menos de medio millón de euros.

Obviamente hay más enmiendas. PSN ha presentado un paquete por un valor de 24 millones, una cifra que sigue siendo insignificante como para que no se llegue a un acuerdo.

A pesar de remar contra la opinión de Roberto Jiménez, secretario general de los socialistas navarros, yo sí que creo que el acuerdo entre UPN y PSN, en este año electoral, era fingir desencuentro. Navarra tendrá presupuestos y aparentemente UPN defenderá su postura y PSN conseguirá sus enmiendas por la aritmética parlamentaria. De cara a la galería, UPN gobernará solo y los socialistas harán oposición, algo más agresiva que en los tres años anteriores en los que han sido “amigos” de Miguel Sanz y sus consejeros. El último año de legislatura, el pacto ha vuelto a salir adelante, el pacto de no pactar.

Maniobras que, visto el Navarrómetro, cada vez aclaran más el horizonte y Yolanda Barcina se postula como nueva presidenta foral, y Juan Moscoso como alcalde de Pamplona.

No quiero cerrar este post sin reseñar algunas enmiendas presentadas que me han extrañado. Empiezo por PSN:

– Plan de lucha contra el fraude fiscal, 1000 euros (me parece una cantidad irrisoria).

– Convenio innovación UPNA, 100000 euros (me extraña que lo desliguen de la enmienda general de financiación de la UPNA)

– Mejora de la empleabilidad de los desempleados, 2´6 millones (me parece acertado).

– Bono cultural, 100000 euros (el mismo bono que este año no se ha ejecutado ni en un 30%, caen en el mismo error)

– Me gustaría conocer más en profundidad otras enmiendas: Unión Ciclista Navarra, Basket Navarra, construcción de Centros Cívicos, fomento del Sector Audiovisual.

– La financiación para estas enmiendas proviene del Museo de los Sanfermines y de Salud Mental. Me explica María Chivite que el medio millón de recorte en el programa de Salud Mental proviene de las obras del centro psicogeriátrico que no se iban a gastar. No puede tener otra explicación.

De las enmiendas de UPN, por valor de algo más de 9´5 millones, me sorprende:

– Convenio con el Orfeón Pamplonés, 22000 euros (cifra ridícula, después de reconocer su mérito con la Medalla de Navarra).

– Convenio con la sociedad de estudios vascos, 25000 euros (nadie más la solicita).

– Nuevos centros de investigación de la Universidad de la UPNA, 1´1 millones (le recortan a la pública y no tienen reparos en financiar más la privada).

Este ha sido un modesto análisis a primera vista. En los próximos días los partidos irán posicionándose y concretando sus enmiendas para intentar cambiar los presupuestos. La resolución, los próximos días 22 y 23 de diciembre. ¡Bienvenidos al juego parlamentario!

Sabah Al Ahmad al Sabah

El emir de Kuwait, Sabah Al Ahmad al Sabah ha montado una reunión de amiguetes, como quien queda para tomar un par de galimbas en el bar de siempre con sus camaradas. Sólo que en esta ocasión, entre otros asistentes, estará Don Juan Carlos I, Rey de España.

Un viaje privado que les llevará, entre otras actividades, además de gymkanas al estilo scout, a ver la última carrera de la Fórmula 1 donde Fernando Alonso puede proclamarse campeón del mundo. El Rey podrá decirle en persona, mientras le aprieta la mano como si no hubiera un mañana, su célebre sentencia: “me llena de orgullo y satisfacción darte la enhorabuena de parte de todos los españoles”.

Un viaje criticado desde algunos sectores, aunque nada hay que reprochar si es un viaje privado, es muy libre mientras no nos cueste un céntimo a las arcas nacionales. Además, para una vez que se pone a trabajar sin preocuparse, haciendo sus funciones de relaciones públicas, dejadlo tranquilo, nada malo puede hacer.

El rotativo “Público” se ha hecho eco del periplo monárquico con un singular titular: “Los amigos del Golfo”. Libre interpretación. A estas horas estamos en disposición de confirmar que la edición de “Público” de mañana no está secuestrada.

Miguel Sanz a la carrera

Miguel Sanz, presidente del Gobierno foral, ha comparecido hoy en comisión parlamentaria para explicar la ejecución del Circuito de Velocidad de Navarra. Nada nuevo. Se ha limitado a leer el informe de la Cámara de Comptos, cosa que ya hizo el propio presidente de la Cámara, el consejero de Economía Álvaro Miranda y, hoy, durante dos horas, han hablado de lo mismo.

Pero, como siempre, Miguel Sanz nos ha dejado una joya. Ha dicho: “a mí no me gusta la velocidad”. Conforme acababa la frase mi mente ha viajado hasta mayo de 2007, cuando fardó de haber cubierto el trayecto Pamplona – Allo en 20 minutos, a una media de 150 kilómetros por hora, sin que le parara la policía. Y para quienes no lo acaben de recordar, les dejo el audio.

Miguel Sanz: “La Autovía me ha permitido venir de Pamplona a Allo en 20 minutos, y no nos ha parado la policía”

El circuito de Los Arcos, en sí mismo, no es rentable aunque reactiva económicamente la zona. En Logroño se están frotando las manos, porque no han puesto ni un céntimo y se aprovechan de su repercusión incluso más que la Comunidad foral. Quizá Sanz pueda reactivar su Phantom en la pista. Como dato le diré que cada vuelta al mismo le cuesta una media de 80 euros. Pero si es con el vehículo oficial lo pagamos los contribuyentes, así que no se preocupe, que sale a 0,0001 céntimo por navarro.

#periodistas20NAV

jus jus ;o) RT @jurtasun el #periodismo navarro ha salido de ... on Twitpic Me encanta darme cuenta que hay decenas de periodistas con los que comparto inquietudes. Gente dispuesta a trabajar con un objetivo común: la vocación periodística. Quizá en Navarra somos un gremio que adolece de prestigio, que no acaban de ser referencia social y que, principalmente, carecen de cierta visibilidad. Al fin y al cabo, se trata de comunicar.

La iniciativa #periodistas20NAV nace de dos cabezas inquietas, “el contenedor@Rafa_aguilera y el “ilustra blogs@FernandoUrra. Y unos cuantos compañeros nos hemos enrolado en la aventura. Lo único que se pretende es emplear las nuevas herramientas que están a nuestro servicio para conseguir cierto cooperativismo, para colaborar los unos con los otros, para aprender de los demás, para compartir artículos, experiencias, contenidos, métodos…

La mayoría son profesionales con una dilatada trayectoria, a un servidor @FernandoUrra lo ha bautizado como “Baby Berraondo”, aunque estoy seguro que en las próximas fechas muchos recién licenciados que ya están en la rueda de los medios se subirán a esta iniciativa.

Ya tenemos primera jornada de trabajo, el viernes 19 de noviembre. Arrancamos aprendiendo un poco más de las entrañas de la red, con la herramienta Delicious como una de las primeras tareas a interiorizar.

El calificativo 2.0 no debería ligarse ya a la profesión de periodista como algo a destacar. En los tiempos que corren un periodista es, y debe ser, absolutamente 2.0. Para ello no hace falta que mantenga tres blogs y tenga cuentas en twitter, facebook, tuenti, delicious,y un sin fin de redes sociales, simplemente todo periodista debe usar las herramientas de la red para mejorar su trabajo. Quede claro que no hablamos del nuevo periodista-google, que es capaz de generar contenidos con una conexión a Internet y con un teléfono. El Periodismo sigue siendo de calle.

La iniciativa promete. Ya ha comenzado a rodar y no se puede parar. Sabemos cómo hemos empezado, no tenemos ni idea de cómo puede acabar. A partir de ahora ver el hashtag #periodistas20NAV va a ser habitual en las redes sociales. ¿Te vienes?

Y SI FUERON ELLOS…

Hoy es un buen día. Los informativos de mediodía daban la noticia: dos etarras “completamente opeativos” detenidos en el sur de Francia. Dónde, cómo o quién les haya detenido, poco importa. Dos energúmenos más que descansan en estos momentos en algún calabozo y que tardarán tiempo en ver a sus seres queridos.

Uno antes leía estas noticias con una sonrisa en la cara pero poco más. Sin embargo, desde el pasado jueves 30 de octubre uno se entera de la detención y piensa… ¿y si fueron ellos? Estos dos terroristas, a quienes podemos ver la cara en todos los informativos y mañana en la prensa escrita, pudieron estar hace poco en la Universidad de Navarra, y no estudiando precisamente. Estaban planeando robar un coche, quizá como el Peugeot blanco que explotó en el campus navarro. Miro detenidamente sus fotografías y no puedo más que creerme superior: primero por tener la vida como valor principal; segundo porque creo en la palabra como camino para todo fin; tercero porque no pudieron regocijarse con una posible matanza en la Universidad de Navarra; cuarto porque les han detenido… Y así podría seguir dando razones horas y horas. Que descansen entre rejas y reflexionen.

LA MALA SUERTE SE ASIENTA EN LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

00187465No salimos de una que nos metemos en otra. Hace una semana, a estas horas, nos lamentábamos por el atentado sufrido en la Universidad de Navarra, pero a su vez nos regocijábamos de que la veintena de heridos tan solo eran de carácter leve. La masacre de ETA se había quedado en daños materiales.

El Edificio Central es el edificio más bombardeado desde el final de la Guerra Civil, y mira que ha llovido desde entonces, las desgracias parece que no vienen solas. Ayer, en torno a las seis de la tarde, cerraban sus puertas. La razón, que el aire que se respiraba en su interior era tóxico. Había gente que estaba siendo ingresada en la Clínica Universitaria, un constante goteo que acabó por convertirse en avalancha. Más de 250 personas han ingresado con intoxicaciones respiratorias. Al parecer puede ser consecuencia del atentado de la semana pasada. Los gases provocados por la explosión mezclados con la baja toxicidad de la pintura y los productos que se están empleando para la reconstrucción de la parte afectada del edificio, han generado una nube tóxica. No ha salido a la luz porque estos gases nocivos se han ido almacenando encima del falso techo del edifico, y ayer comenzó a emanar.

Todavía se está investigando a fondo el asunto, pero por el momento y de manera preventiva, las actividades que se realizan dentro del Edificio Central (clases, gestiones, secretarías, etc.) han quedado suspendidas hasta la próxima semana. Desde aquí queremos desear una pronta recuperación a las 56 personas que hasta el momento continúan ingresadas. Esperemos que poco a poco se recupere la normalidad y que la suerte comience a sonreír este año que hasta el momento está sendo esquiva con la Universidad de Navarra.